Dos proyectos para estudiar el impacto de la COVID-19 en la salud mental

El nuevo coronavirus ha afectado no solo la salud física de gran parte de la población, sino la salud mental de varios colectivos. MIND/COVID y MINDUP son los dos proyectos que el IMIM ha puesto en marcha para dimensionar la magnitud de este problema.

La pandemia del coronavirus ha agravado e incrementado los casos de trastornos de salud mental en determinados grupos poblacionales. | Imagen de Tumisu en Needpix.

La pandemia del coronavirus ha agravado e incrementado los casos de trastornos de salud mental en determinados grupos poblacionales. | Imagen de Tumisu en Needpix.

Son muchas las circunstancias que pueden amenazar nuestra salud mental, y una pandemia mundial como la causada por la COVID-19 puede implicar la aparición de estrés, ansiedad, depresión… Especialmente en grupos poblacionales vulnerables.

Con el objetivo de estudiar y mejorar el bienestar mental de varios colectivos, el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) ha puesto en marcha dos proyectos científicos.

MIND/COVID estudia el impacto de la pandemia en la salud mental

Estudiar la salud mental de los trabajadores sanitarios, enfermos de COVID-19, y también de una muestra de la población general española. Este es el motivo por el cual personal investigador del IMIM y el Hospital del Mar ha impulsado el proyecto MIND/COVID, de ámbito estatal y financiado por el Instituto Carlos III (ISCIII) del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El estudio, en el que participa personal investigador de 24 grandes instituciones internacionales, ha nacido a raíz de la pandemia de la COVID-19. Situaciones como esta comportan un incremento de varios problemas de salud mental, sobre todo en el caso de los trabajadores sanitarios — por el elevado riesgo de contagio y la sobrecarga de trabajo — y los enfermos de COVID-19, así como sus contactos más cercanos.

A través de cuestionarios y entrevistas en línea, el proyecto MIND/COVID espera obtener información sobre la salud mental de unas 15.000 personas, a quienes se les hará un seguimiento durante 6 meses, como mínimo.

El estudio MIND/COVID pretende medir el impacto en salud mental y las necesidades de atención en poblaciones con elevado riesgo de estrés psicológico. El proyecto también incluye una muestra de población general para así conocer el impacto del confinamiento a nivel estatal.

«Esperamos obtener información de unas 15.000 personas. Estamos usando cuestionarios validados y adaptados a la pandemia de la COVID-19 a través de entrevistas en línea (por ordenador o teléfono móvil). Haremos seguimiento de los participantes durante 6 meses, como mínimo», comenta el director del Programa de Epidemiología y Salud Pública del IMIM e investigador principal del estudio, Jordi Alonso.

Las intervenciones que se realizarán en el marco del proyecto, con el objetivo de dimensionar la magnitud del problema, irán desde identificar personas con riesgo de enfermedad mental, a mejorar el acceso a las intervenciones y tratamientos que han demostrado ser efectivos. «No obstante, la salud mental depende de muchos otros aspectos. Y también serán fundamentales el soporte social, el soporte económico, el acceso a la vivienda, la mejora de la educación. Serán imprescindibles actuaciones decididas en todos estos ámbitos», concluye Alonso.

MINDUP ayuda a las PYMES a gestionar el efecto de la pandemia en la salud mental de los trabajadores

El proyecto MINDUP, impulsado antes de la aparición de la COVID-19, pretende mejorar la salud mental y el bienestar en el trabajo mediante el desarrollo, aplicación y evaluación de una intervención a varios niveles, dirigida a un gran espectro de trastornos de la la salud mental. Esta intervención consiste en un recurso que ofrece a las PYMES apoyo y herramientas de intervención, centrándose más específicamente en aliviar la depresión y la ansiedad del personal.

MINDUP está financiado por la Unión Europea y lo integran 17 miembros internacionales, entre ellos el IMIM, el único participante del estado español.

El proyecto MINDUP tiene como objetivo reducir el estrés, el agotamiento, la depresión y la ansiedad en las PYMES. Con la situación actual, el estudio ha ganado todavía más importancia.

«El proyecto lo iniciamos en enero de 2020, previamente al impacto de la COVID-19. A raíz de la pandemia añadimos contenido específico para esta enfermedad pero, en términos generales, la herramienta es la misma, pues el objetivo sigue siendo el mismo: reducir el estrés, el agotamiento, la depresión y la ansiedad en las PYMES. Ahora, sin embargo, con la COVID-19, nuestro proyecto ha ganado todavía más importancia, ya que todos estos efectos adversos aumentarán aún más. MINDUP es, por lo tanto, un proyecto muy oportuno», confirma el psiquiatra del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar (INAD), investigador del IMIM y del CIBERSAM, y responsable del proyecto MINDUP en España, Benedikt Amann.

Las intervenciones de MINDUP irán dirigidas, inicialmente, a las PYMES de 3 sectores específicos — construcción, atención sanitaria y TIC — de 9 países diferentes. El impacto se podrá medir gracias a la implementación de varias escalas clínicas. Además, se llevará a cabo un seguimiento de 13 meses con los participantes, período durante el cual el personal investigador se mantendrá en contacto con ellos.

En un período de pocos meses se espera poder obtener los primeros resultados de ambos proyectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *