Debate sobre la experimentación animal

El 22 de febrero, tuvo lugar en la UPF un debate donde cuatro ponentes presentaron sus distintas visiones respecto al uso de animales en la experimentación en biomedicina.

El uso de animales en la experimentación biomédica, a debate. Foto de Biocat-Raimon Solá-PRBB

El uso de animales en la experimentación biomédica, a debate. Foto de Biocat-Raimon Solá-PRBB

La conveniencia del uso de animales en la experimentación es un debate polarizado, con opiniones para todos los gustos, que lleva activo prácticamente toda la historia de la humanidad. Ya el Corpus hippocraticum (la ‘biblia’ de los médicos, escrita en los siglos V y IV a.C. por Hipócrates y sus seguidores) contiene estudios de anatomía de animales, demostrando que ya se usaban en esos tiempos para avanzar en el conocimiento científico. Por otro lado, en la misma época Pitágoras propuso que animales y humanos están equipados con el mismo tipo de ‘alma’, convirtiéndolos así en merecedores de respeto y protección.

Más de 2000 años después, y a pesar de lo mucho que ha cambiado la forma en que se utilizan los animales para uso humano, el tema sigue levantando llagas. Por eso, el grupo ESLA (Estudiantes por la Lucha Animalista) de la UPF organizó la “1a semana animal” del 18 al 22 de febrero, con una serie de charlas sobre animales y ètica, jurisdicción, medios de comunicación e incluso feminismo. El jueves 22, tuvo lugar en la universidad un debate donde cuatro ponentes presentaron sus distintas visiones y datos respecto al uso de animales en la experimentación en biomedicina.

Los ponentes, dos científicos y dos filósofos, representaban las dos visiones enfrentadas. Para los unos, utilizar animales para avanzar en la investigación biomédica está justificado por los beneficios que nos aporta, y que no podríamos conseguir de otra manera – intentando, eso sí, siempre usar el mínimo número de animales y asegurando su máximo bienestar. Para los otros, la cuestión no es si son o no útiles para avanzar a nivel científico, sino una pregunta más de base; ¿está justificado a nivel moral utilizarlos para nuestro beneficio?

Los cuatro participantes parecían estar de acuerdo en una premisa básica; los animales son seres sintientes, sufren igual que nosotros. Así que el objetivo ideal sería llegar a un reemplazo total de su uso en investigación. A partir de ahí, las opiniones difieren en cuanto a si este objetivo es realmente realizable a corto o medio plazo.

Los animales son seres sintientes y sufren igual que nosotros, y el objetivo ideal sería llegar a un reemplazo total de su uso en investigación. Pero ¿es ésto realmente realizable a corto o medio plazo?

 

En contra

Observatori de Bioètica de la UAB
Fabiola Leyton, Observatori de Bioètica de la UB

Fabiola Leyton, del Observatori de Bioètica i Dret de la UB, explicó la necesidad de que haya una regulación y un control estrictos de la experimentación animal a nivel de todo el planeta. Así, afirmó, en Europa hay unos buenos estándares de bienestar animal, basados en el conocimiento científico actual sobre el sufrimiento animal; pero no es así en otros países. Además, para poder conseguir el objetivo final, reclamó un apoyo activo al reemplazo, algo que “el avance moral de la sociedad está pidiendo”.

 

Eze Paez, Centre for Animal Ethics de la UPF
Eze Paez, Centre for Animal Ethics de la UPF

Eze Paez, del Centre for Animal Ethics de la UPF, expuso sus argumentos éticos en contra de cualquier uso de los animales para nuestro beneficio, ya que esto consiste en especismo – considerar los intereses de los otros animales inferiores a los de los humanos simplemente por ser de otra especie. Aquí podéis leer un artículo que resume los argumentos del filósofo.

El especismo consiste en considerar los intereses de los otros animales inferiores a los de los humanos simplemente por ser de otra especie.

A favor

Juan Martín Caballero, director del animalario del PRBB
Juan Martín Caballero, director del animalario del PRBB

Juan Martín Caballero, director del animalario del  Parque de Investigación Biomédica de Barcelona (PRBB) y veterinario de formación y vocación con 37 años de experiencia con animales de experimentación, empezó diciendo que los veterinarios están, justamente, para dar voz a los animales que no pueden hablar. “Me apasiona el mundo animal, desde la hormiga que uno puede pisar al ir por el monte hasta el perro que vive en un pequeño apartamento y no lo sacan a pasear”, empezó diciendo. Pese a ello, Caballero no imagina un futuro sin experimentación animal por lo menos en 50 años, a pesar de los muchos avances que se están haciendo hacia el reemplazo por técnicas alternativas. Además, añadió, las investigaciones que se hacen con los animales de laboratorio en biomedicina y biotecnología también benefician a otras especies animales además de los humanos. Ejemplos claros son las vacunas que hoy en día podemos poner a nuestros perros y gatos, o los antibióticos, analgésicos y anestésicos de los que se benefician todos los animales. El director del animalario del PRBB se lamentó, sin embargo, de la demagogia que existe en algunos casos; por ejemplo, hace seis años que está prohibido usar animales para testar cosméticos, y sin embargo todavía hay farmacias que usan el reclamo de “aquí no se usan”.

 

Caballero también aprovechó para recalcar los muchos requisitos exigidos para cualquier estudio con animales – desde la acreditación específica del personal, a diversos comités éticos que deben aprobar el estudio, así como las condiciones de las propias instalaciones donde viven los animales. Por último recalcó los avances que se han realizado en la transparencia de la comunicación sobre la experimentación animal, e invitó a los asistentes a visitar la página web del ministerio de ciencia, donde se publican anualmente la cantidad de animales usados y con qué motivo.

 

Sergi Vila, investigador y miembro de la European Animal Research Association (EARA)
Sergi Vila, investigador y miembro de la European Animal Research Association (EARA)

Sergi Vila, de la European Animal Research Association (EARA), cerró las intervenciones de los ponentes poniendo en contexto el uso de animales para la experimentación (800.000 al año en España), al compararlo con el número de animales sacrificados por la industria alimentaria (824 millones en el mismo período y lugar). También puso un ejemplo específico de cómo el uso de ratones ‘avatares’ o ‘espejo’ – a los que se implanta un tumor de un paciente para probar distintos fármacos y ver cuál será eficiente – hace posible avanzar en la medicina personalizada, siendo muy útil a personas que no responden bien a otros tratamientos (en su ejemplo, una niña con un tipo de cáncer mal diagnosticado). Aquí podéis leer un documento de la EARA, la organización que representaba Vila, con “Cuarenta razones para defender la investigación animal”.

El número de animales para la experimentación en España es de 800.000 al año, mientras que la industria alimentaria sacrifica a 824 millones de animales.

Conclusión

A pesar de las posiciones encontradas, algo en lo que todos los ponentes estaban sin duda de acuerdo es la conveniencia de este tipo de debates y reflexiones. Gracias a hacernos estas preguntas sobre nuestra actitud hacia los animales, y a la presión que esto suscita por parte de la sociedad, ha mejorado muchísimo la regulación de la experimentación animal. Por otro lado,  es importante usar estos debates para informar a la sociedad de que el uso actual de animales de laboratorio está muy restringido y controlado, y que los científicos y científicas no los usan de forma gratuita, sino sólo cuando no hay alternativa. Como siempre, la transparencia y honestidad por ambos lados será necesaria para llegar a un punto medio.

En cualquier caso, el debate seguirá estando servido.

En este vídeo podéis ver un resumen del acto, con algunas de las intervenciones de dos de los ponentes.

 

Aquí podéis ver el vídeo de todo el debate (1h 23min).

Sobre el autor/a
Maruxa Martínez-Campos es bióloga. Después de su doctorado en la Universidad de Cambridge se pasó al "otro lado" de la investigación y trabajó como editora en la revista de acceso abierto "Genome Biology". Hace más de 10 años que trabaja en el PRBB en comunicación y, más recientemente, en la integridad en la investigación. Cuando encuentra tiempo, escribe en "The science factor".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *